Introducción al pisco.

¿Qué es el pisco?

"Si está hecho de uvas, entonces tiene que ser vino." Pues no, el pisco es mucho más complejo y único.

Los orígenes del pisco se remontan al siglo XVII, cuando los peruanos comenzaron a destilar jugo de uva fermentado en un espíritu que luego se convertiría en la bebida nacional del país. Antes de que esto sucediera, Perú había estado produciendo vino para exportación y, por esto, se convirtió en una amenaza para los mercantilistas españoles. La corona española no estaba muy contenta con esto y por lo tanto prohibieron nuevos viñedos en el área y prohibieron la exportación de vinos peruano. Entonces, los peruanos hicieron lo que hacen mejor que nade: trabajar con lo que tienen y adaptarse. ¿No podemos producir o exportar vino? Bueno, entonces probemos algo distinto!

Y para no hacer larga la historia, así nació el pisco: destilando vino usando alambiques de cobre forjados a mano, nunca diluyéndolo con agua, y usando aproximadamente 5-7kg de las mejores uvas por litro. A diferencia de muchos otros destilados, la producción del pisco sigue siendo artesanal en Perú y se embotella directamente después del reposo sin agregar ningún químico, después de todo, ¿por qué alterarlo?

 
 
 

¿Quieren saber un poco más?

 

Por ejemplo, ¿de dónde viene el nombre? El pisco proviene del idioma indígena quechua y significa "pájaro". También es el nombre del puerto desde donde se exportó el pisco por primera vez, y el nombre de una de las regiones del Perú.

El pisco tiene una denominación de origen, lo que básicamente significa que debe hacerse en una región en particular y bajo procesos muy detallados y estrictos. En el Perú, esencialmente solo se puede hacer en destilerías a lo largo de la costa Peruana, en pequeños lotes y sin alterar el producto, lo que resulta en un destilado realmente espectacular.